26 diciembre 2015

Un deseo.


Mía será la cabaña junto a la colina;
El zumbido de la colmena calmará mi oído;
Un arroyo esbelto, de largos sonidos,
Hará girar el viejo molino.

La golondrina bajo mi techo
Gorjeará cerca de su palacio de arcilla;
A menudo el peregrino llegará a mi casilla
A compartir el pan, y será bienvenido.

Alrededor de mi pórtico la primavera
Dejará cada flor que bebe el rocío;
Y Lucy, ocupada en su tejido,
Cantará vestida de rojos y azules.

La iglesia del pueblo, entre los árboles,
Donde nuestros votos fueron dichos,
Con alegres tañidos flotarán en el viento,
Y en el repique de la aguja ascenderán al cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario