12 junio 2016

Algún Día


Podré algún día sentirte junto a mí, arrebatarle al tiempo sus minutos, las nubes al cielo, las estrellas al firmamento y después de ello tan sólo después entonar un canto con el silencio, dibujar bajo la luna ilusiones en millones de sonatas; escribir prosas en la eterna claridad del alma, versos en las rosas del campo de tus sueños, grabar imágenes en los recuerdos de las corolas danzantes al alba de tus ojos
Oh…! Tus ojos infinito delirio del corazón mío, delinearía tus labios en la dulce intensidad de la pasión…

Jinetes del destino sacian los caminos andantes, despiden las palabras eternas, ondas frases refugiadas en la memoria, lirios bordados en deseo, anidados en el silencio de mis días; posado en mi mente… míralo tan sereno, míralo tan callado, tan mío aunque ajeno, él, aquel por quien late, aquel por quien se estremece, aquel por quien vibra, aquel por quien este corazón rebosa de alegría… míralo !!!…

Cristalinos destellos apartados del sonido, anuncian el sosiego cálido de tu cuerpo, ambrosia infinita perteneciente al deseo de tu piel, demencia agitada en los capullos de tus labios, ríos sedientos de lujuria,  caricias cautivas, seductores labios enmarcados de besos, miradas radiantes y estremecedoras invaden este débil corazón, te refugias en mi alma y tiñes mi corazón, imagina un día amor, imagina la primavera en un invierno, imagina una ráfaga de pasión en el delirio, imagina la frágil luna y su cálido manto, imagina un día en el amanecer sintiendo una lluvia de frenesí, tan sólo mi amor imagina un día no muy lejano, imagina un suspiro atenuando del viento, imagina un volcán de caricias, un mar de deseo… imagina mi amor la oscilación del recuerdo, imagina la realidad de un momento, imagínalo mi amor y hazlo realidad…

Bésame en la lejanía, abrázame en la distancia, conquístame en tu olvido, deséame en el silencio, que mi sentidos se estremecen si te percibo, me revives si me miras, siéntate en la vida que te rodea, sonríe al canto del Ruiseñor, conquista cada amanecer con tus ojos mi amor, con tus labios invade el atardecer y con tu ser mitiga el anochecer, cautivante amor mío refúgiate en mis días, invade por completo esto que te entrego, mi único amor dueño de mis sueños, dueño de mi ser, eres quien abastece el torrente de los campos, deidad de mis anhelos, verbo del destino, mi bien amado te entrego un pensamiento más, mi delirio entonado por ti, te entrego un corazón que vibra por ti,  algún día mi amor las zarzas azules del tiempo florecerán y entonarán las palabras que he callado y que no se pueden expresar… Te amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario